jueves, 10 de marzo de 2011

COMO LE SALIÓ LA JOROBA AL DROMEDARIO

Al principio del mundo, cuando los animales comenzaron a trabajar para los hombrs, había un dromedario qeu vivía en medio del desierto. Se pasaba las horas comiendo, y si alguien le hablaba contestaba perezoso: " No me jorobes"
Un día pasó un caballo cargando un gran saco y le dijo:
-Dromedario, ¿por qué no me ayudas?
-No me jorobes- replicó el dromedario.
Más tarde pasaron un perro y un buey, que se dirigieron a él diciéndole: Si nos aydades no tendríaos que trabajar tanto.
-No me jorobeis- replicó otra vez.
El caballo, el perro y el buey fueron a ver al Genio del Desierto y le contaron que habia un animal que no quería ayudar y que sólo sabía decir "no me jorobes".
- Muy bien, ya le enseñaré yo a él -dijo el Genio. Y fue a buscar al dromedario.
- Mi querido amigo ¿es verdad que te niegas a trabajar? - le preguntó.
- No me jorobes - contestó el animal.
Y entonces, el lomo se le empezó a hinchar hasta formarle un gran bulto.
- Eso que te ha salido se llama joroba y en ella podrás almacenar comida para tres días. Joróbate, porque desde ahora podrás trabajar tres días sin comer.
Desde entonces, el dromedario trabaja mucho, pero tiene muy mal genio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada